Liberalismo

frente

20100511-Resultados de la elección departamental-El nuevo mapa político

Escrito por rigofa2010 21-02-2011 en General. Comentarios (0)

EN MONTEVIDEO LOS VOTANTES DEL FRENTE AMPLIO SON LOS QUE MÁS SE INCLINARON POR ELEGIR ALCALDES
El nuevo mapa político

 

 

 
 

 

 

Caso Gonzalo Fernández-En Senado No; en la interna a tribunal de ética-Renuncia al FA

Escrito por rigofa2010 02-12-2010 en General. Comentarios (0)
EL EX CANCILLER RENUNCIÓ AL FRENTE AMPLIO
Promotores del juicio interno a Fernández alegan ´transparencia´
Comunistas y el MPP dicen que el Tribunal de Conducta es un ámbito natural para el Frente. Los moderados de la coalición están molestos con la actuación respecto al ex ministro.
   
La crisis interna que llevó al ex canciller y ex secretario de la Presidencia Gonzalo Fernández al Tribunal de Conducta Política (TCP), y su posterior renuncia al Frente Amplio (FA), se generó por múltiples causas. En la coalición algunos leen esa movida como "un tiro por elevación" al ex presidente Tabaré Vázquez, de quien fue ministro. Pero el presidente José Mujica respaldó a Fernández ayer, como antes lo había hecho en su propio domicilio.
Parte de la dirigencia frentista que promovió la medida respecto a Fernandez pretendió otorgarle "transparencia" en la opinión pública a un tema que genera suspicacias: la anulación (apelada) de la causa judicial de los hermanos Peirano Basso.

También pesó en la definición las resistencias que genera Fernández en diversos sectores del FA. Entre quienes defienden a Fernández, el tema causó "dolor" y "molestia", según dijeron voceros del Partido Socialista y el Frente Líber Seregni, así como el presidente José Mujica.

El hecho generó además acusaciones y adjetivaciones de todo tipo en la interna y hasta el señalamiento del fin de una época dentro del partido de gobierno, generado por la falta de confianza entre sus integrantes (ver recuadro).

El Partido Comunista (PCU), el Movimiento de Participación Popular (MPP) y las bases del FA (que en su mayoría están integradas por esos dos sectores) fueron quienes promovieron el pasaje del caso al TCP.

Sin embargo, en el Senado el mes pasado, todos los senadores del FA defendieron la actuación de Fernández en el affaire, incluso los del MPP y el PCU.

Para el comunista Victorio Casartelli, concurrir al tribunal era una forma para que Fernández demostrara su inocencia.

Casartelli es el representante comunista en la Mesa Política y en la comisión del FA que investigó el accionar de Fernández y de la bancada oficialista en la anulación del artículo 76 de la ley 2.230. Esa anulación fue la que permitió el archivo de la causa judicial de los ex banqueros Jorge, José y Dante Peirano Basso.

Para el dirigente, que leyó todos los expedientes, de allí "no surge ningún elemento condenatorio de la conducta de Gonzalo Fernández".

"Si fuese él, yo hubiera tomado la iniciativa para que el propio TCP analizara mi actuación", dijo el dirigente.

Los por qué. Más allá de que no hay argumentos jurídicos que lo inculpen, sí hay elementos políticos y éticos que merecen análisis, sostiene el representante del PCU. Según relató el veterano dirigente a El Observador, el tema se inició cuando "a través de la opinión pública aparecieron cuestionadas personas de la colectividad política del gobierno". Por lo tanto, los sectores creyeron que "era necesario crear un ámbito natural para las acusaciones y las defensas", dijo el comunista.

"El tema de Gonzalo Fernández obedeció a la aparición de diversos comentarios en la prensa. Además hay que reconocer que es una figura que no goza de mayor simpatía en mucha gente", agregó Casartelli.

En otro lugar están las cuestiones judiciales. El archivo de la causa en cuestión de los hermanos Peirano Basso fue apelado ante la Suprema Corte de Justicia, que deberá resolver si cierra el caso definitivamente o lo reabre. "Cuando la Suprema Corte resuelva una cosa, A o B, se acabó el problema. De todas formas políticamente es otra cosa. Es natural que haya una explotación política de estas cuestiones. Por parte de gente de afuera y de gente de adentro (del FA)", reconoció Casartelli.

El dirigente comunista admitió que al cuestionar la doble función pública y privada de Fernández también hay quienes le pegan indirectamente a Vázquez. "Políticamente puede ser un tiro por elevación acusando a otras personas. Nadie se chupa el dedo en política", afirmó.

El representante del Espacio 609 en la Mesa Política y la comisión especial, Óscar Groba, dijo a El Observador que "hay que desdramatizar". Reconoció que "es natural" que existan "suspicacias", pero que detrás de esto no hay la intención de "pegarle a nadie", sino por el contrario transparentar.

"El tribunal es una garantía para cualquier frenteamplista", dijo.
-------------------------------------------------------------------------------
Mujica defendió a Fernández y los sectores ´vazquistas´ sienten ´dolor´ por el desenlace
   
En la interna del Frente Amplio se generaron fuertes repercusiones luego que el programa En perspectiva de radio El Espectador informara ayer que Gonzalo Fernández renunció al FA a través de una carta al presidente de esa fuerza política, Jorge Brovetto (ver apunte).
Uno de los que lo defendió fue el presidente José Mujica. Dijo que la renuncia es "triste y dolorosa". Agregó que lo respalda.

Eduardo Fernández, el secretario general del Partido Socialista (sector que integraba Gonzalo Fernández), dijo al portal Observa que "la decisión de la Mesa fue de una gran falta de tolerancia".

"No sé si hay algo en contra de Vázquez, pero en todo caso así se le hace mucho daño al Frente Amplio", sostuvo. Para el dirigente "se perdió a la interna del Frente la solidaridad, la tolerancia y la confraternidad".

El senador del Nuevo Espacio, Rafael Michellini, dijo que "sin dudas acá hubo un malentendido porque el acuerdo inicial fue que hubiera una comisión especial que estudiara el tema" y no pasar todo al TCP.

El ministro de Turismo, Héctor Lescano (Alianza Progresista), también defendió a Fernández.
------------------
APUNTE
Carta de renuncia: «Mi paciencia está colmada»
   
Fernández envió una carta de renuncia al presidente del FA, Jorge Brovetto, a quien le aseguró anoche, al reunirse con él, que de todas formas comparecerá ante el Tribunal de Conducta. "Las convicciones políticas no se agotan. En cambio, la paciencia, sí. La mía está colmada. Cualquiera sea la resolución que adopte el Tribunal de Conducta Política, formulo desde ya la renuncia indeclinable a mi condición de afiliado al Frente Amplio, solicitándole me excluya del padrón respectivo", dice la carta del ex canciller.
--------------------------------------------------------------------------------------------------
GONZALO FERNÁNDEZ GENERA CRITICAS DESDE FUERA Y DENTRO DEL FA
Un abogado socialista en el banquillo de la izquierda
El penalista comenzó a ser cuestionado cuando se convirtió en mano derecha de Vázquez
Gonzalo Fernández. Alabado y criticado por propios y extraños
   
Reputado abogado, hombre de confianza de Tabaré Vázquez y profesional de consulta para compañeros y adversarios, Gonzalo Fernández también ha sido fuente de problemas dentro y fuera del Frente Amplio. Según sus detractores, su doble condición de funcionario del pasado gobierno de Vázquez -fue secretario de la Presidencia, canciller y ministro de Defensa, en ese orden- y de principal figura de un bufete muy solicitado lo puso al borde de la linea que divide los intereses públicos de los privados.
Aquellos que lo defienden dicen que Fernández nunca hizo caudal de sus cargos públicos para ganar pleitos a favor de sus clientes y que, por el contrario, siempre se desempeñó con rectitud.

Los antecedentes. Más allá de esas opiniones, los antecedentes de sus actuaciones lo muestran en medio de situaciones polémicas en al menos media docena de oportunidades. Por ejemplo, mientras era canciller, Fernández redactó un informe a pedido del empresario Francisco Casal en el que consideraba que no había cometido delito de defraudación tributaria. Ese informe resultó fundamental para que la Justicia decidiera archivar la denuncia de la Dirección General Impositiva (DGI). Posteriormente, el abogado Gustavo Salle denunció al entonces canciller ante la Justicia Penal por presunta conjunción del interés público con el privado. El fiscal Ricardo Perciballe entendió que, en su función de canciller, Fernández no tenía vedado el ejercicio de la profesión.

Asimismo, mientras era secretario de la Presidencia, Fernández también ejerció como representante de la empresa Cerro Free Port y, en ese rol, ató un acuerdo entre esa firma y el gobierno.

La empresa -perteneciente al grupo Moon- le había iniciado un juicio al Estado luego que se le revocó el permiso de instalación en Puntas de Sayago por incumplimiento del contrato. El Estado le pagó US$ 28,5 millones a la empresa y esta levantó el juicio y devolvió las edificaciones realizadas en el lugar.

La actuación de Fernández ya había tenido consecuencias parlamentarias antes que estallara la polémica en torno del artículo 76 de la ley 2.230 (ver página 3).

En 2005, el diputado blanco Jorge Gandini denunció que el penalista actuaba en 43 causas en 25 juzgados penales y que en muchas de ellas litigaba contra el Estado y contra ex gerentes de los bancos Comercial y de Crédito.

Fue especialmente publicitado el caso en el que Férnández defendió a los dueños de La Pasiva ante la denuncia de la DGI por defraudación fiscal. Fernández pudo evitar que los empresarios fueran procesados con prisión.

Ayer, Fernández volvió a ganar el sitio de las noticias al ponerle fin a una militancia de décadas en el Frente Amplio.
-----------------------------------------
Apunte
Militante del PS de larga data
Gonzalo Fernández nació el 21 de marzo de 1952 y desde antes de la dictadura comenzó su militancia en el Partido Socialista al que se afilió en 1985. Antes de formar parte del gobierno de Tabaré Vázquez, Fernández integró la Comisión para la Paz durante la administración de Jorge Batlle. Esa comisión se encargó de buscar el paradero de ciudadanos que desaparecieron durante la dictadura. Fernández es catedrático grado 5 en derecho penal y tiene un importante bufete de abogados.
-------------------------------------------------------------------------
CONFLICTOS INTERNOS
Las diferencias se multiplican y el Frente es una caldera
José Mujica y Tabaré Vázquez llamaron a la unidad, pero sin eco
   
El Frente Amplio (FA) está en crisis. Las diferencias internas se acentúan día a día y la unidad de acción tambalea. Ya se habla de perfilismos, de falta de fraternidad interna y ausencia de compañerismo.
En dos meses el FA acumuló uno tras otro varios temas polémicos que hasta ahora no tienen solución, lo que dejó al descubierto contradicciones internas, tanto en el gobierno como en su fuerza política.

El proyecto para eliminar la ley de Caducidad y la negativa de tres senadores oficialistas a votarlo, el presupuesto nacional y las diferencias planteadas por el Partido Comunista, expresadas también respecto a la reforma del Estado, son tres temas puntuales que trajeron problemas a la interna del FA.

La discusión del presupuesto en medio de la negociación en los Consejos de Salarios generó un estado de conflictividad sindical pocas veces visto, con más de una docena de conflictos al mismo tiempo. En el FA varios señalan a los comunistas como el sector que fogonea estas movilizaciones. Desde el PCU lo niegan (ver página 6). Como sea, se trata de conflictos de familia, porque los sindicatos son dirigidos en su inmensa mayoría por gremialistas afines a uno u otro sector del FA.

Ante esta situación de tensión extrema, el presidente José Mujica y su antecesor, Tabaré Vázquez, reclamaron unidad interna, pero no tuvieron éxito.

Lejos de reducir los enfrentamientos, los comunistas y el MPP -junto a las bases- decidieron enviar al ex canciller Gonzalo Fernández al tribunal de ética del FA por su actuación en la causa judicial de los hermanos Peirano Basso. Esto provocó la ira del Partido Socialista, sector de Gonzalo Fernández, además de Alianza Progresista, Asamblea Uruguay y el Nuevo Espacio.

El pedido de procesamiento del ex vicepresidente Rodolfo Nin Novoa por omisiones en sus declaraciones juradas de bienes se agrega a la lista de problemas que enfrenta el FA. Nin Novoa es defendido ante la Justicia por Gonzalo Fernández, quien a su vez es investigado por el juez del crimen organizado, Jorge Díaz por presunta conjunción del interés público con el privado.

Pero hay más, porque como telón de fondo de todos estos conflictos internos, los sectores del FA debaten una profunda reestructura de la coalición, que alcanza a la elección del nuevo presidente del FA.

El MPP y el PCU pretenden darles más protagonismo a las bases militantes, las mismas que pidieron el tribunal de ética para Gonzalo Fernández y que estos sectores promovieron.

El MPP quiere convocar a un congreso del FA en el primer semestre del 2011 para definir cambios estatutarios y elegir autoridades. Pero otros sectores advierten que esto debe hacerse después de las elecciones internas, que serán en el segundo semestre, a la espera de que allí se modifique en algo la correlación de fuerzas, ahora favorable al MPP y los comunistas.

Todas estas decisiones y conflictos tienen la mira puesta en la elección del candidato del FA a la Presidencia para 2014, donde Vázquez asoma con fuerza, pero MPP y PCU tienen otros planes.
------------------------------------------------
Couriel renuncia
   
El senador Alberto Couriel (Espacio 609) analiza por estas horas renunciar a la coordinación de bancada del FA en la cámara alta. Consultado por El Observador declinó explicar por qué, aunque negó que sea por diferencias internas durante la consideración del presupuesto.
-------------------

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.


URUGUAY-Caducidad-El gobierno propuso negociación a Gelman-US$ 2.000.000

Escrito por rigofa2010 21-11-2010 en General. Comentarios (0)
El gobierno propuso negociación a Gelman
Indemnización. La familia de Macarena pide US$ 2.000.000
EDUARDO BARRENECHE

La Cancillería propuso a la familia Gelman negociar la indemnización reclamada al Estado de cerca de US$ 2 millones y que en las tratativas participen veedores de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dijeron a El País fuentes oficiales.

La familia Gelman todavía no respondió a la propuesta, aunque en la Cancillería hay cierto pesimismo porque el poeta Juan Gelman tiene una "posición radical" y pretende que Uruguay "se humille" atendiendo todos los aspectos de lo que reclamó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, dijeron las fuentes. Agregaron que Macarena Gelman, hija de María Claudia García de Gelman desaparecida durante la dictadura militar (1973-1985), tiene una posición más flexible que la de su abuelo, y reiteraron que éste traba cualquier tipo de negociación entre partes.

La demanda por la desaparición de García de Gelman está plasmada en el Caso 12.607 ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos: Juan Gelman, María Claudia García de Gelman y María Macarena Gelman García en contra del Estado de Uruguay.


Según las fuentes, la familia Gelman reclama por daño moral y material una cifra cercana a los US$ 1,5 millón, más costos y costas del juicio que se efectúa en la ciudad de Quito, Ecuador. Esa cifra actualizada es cerca de US$ 2 millones, indicaron las fuentes.

El Estado uruguayo, que firmó tratados internacionales sobre el respeto a los derechos humanos, tendrá plazo hasta el 10 de diciembre para entregar por escrito los alegatos y explicar qué está haciendo para revertir la situación generada por la ley de Caducidad.

Ante la Corte Interamericana, Uruguay ya reconoció su responsabilidad por los hechos ocurridos en el gobierno de facto (1973-1985).

En 2009, durante el primer gobierno del FA, Uruguay aprobó una ley de reparación de los detenidos-desaparecidos.

Según las fuentes, la familia Gelman solicita en la Corte Interamericana una cifra muy superior a lo dispuesto por dicha norma para cada damnificado por la dictadura.

Por ello, delegados de la Cancillería propusieron a los demandantes que si les parecía insuficiente el monto establecido por la ley uruguaya, el gobierno está dispuesto a conversar un monto de indemnización para los demandantes bajo la supervisión de la Corte Interamericana, indicaron las fuentes. La familia Gelman aún no respondió a ese planteo.

Es posible que la Corte disponga negociaciones entre ambas partes.

Si en febrero de 2011 la Corte falla a favor de la familia Gelman, el Estado uruguayo deberá pagar lo que el demandante reclama, generando una situación de desigualdad, según las fuentes. Agregaron que las familias de uruguayos desaparecidos cobraron indemnizaciones que rondan el 10% de lo reclamado por Gelman.

El 7 de octubre, el vicecanciller Roberto Conde trasmitió en la comisión de Constitución y Códigos de Diputados que es imposible que Uruguay no cumpla con un fallo de un organismo internacional, cuyas resoluciones suscribió en el pasado.

VOTAR YA. En tanto, ayer continuaron las reacciones en el Frente Amplio por la crisis desatada en la interna en torno al proyecto interpretativo de la ley de Caducidad.

El Partido Comunista, el Espacio 609 y las Bases coincidieron en que el proyecto interpretativo debe votarse sin dilatorias en el Senado, como una forma de evitar una condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

El clima interno no es el mejor ni el gobierno ni el Frente. El canciller Luis Almagro y el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, tienen posiciones contradictorias sobre el proyecto interpretativo.

El jueves 18, en un comunicado divulgado en la página web oficial, el presidente Mujica se desmarcó tanto de Almagro como de Breccia y advirtió que acatará la resolución del FA sobre el tema.

El problema interno se originó en agosto luego que una comisión interna elaborara un proyecto interpretativo de la Ley de Caducidad. La Mesa Política del Frente mandató a los legisladores a votar la iniciativa y ésta fue aprobada por la Cámara de Diputados.

Antes que el proyecto pasara al Senado, los senadores Jorge Saravia (Espacio 609), Rodolfo Nin Novoa (Lista 738) y Eleuterio Fernández Huidobro (CAP-L) afirmaron que no lo votarían. Uno de los argumentos esgrimidos es que dos consultas populares ratificaron la ley de Caducidad.

El proyecto ni siquiera fue analizado por la bancada del FA, dijo a El País la senadora del Espacio 609, Constanza Moreira. "Si el presidente Mujica acata las decisiones de la fuerza política, ¿cómo no las va a acatar un senador? Hoy pasa con el proyecto interpretativo y mañana con otra cosa", dijo. Agregó que "está claro que el Frente no puede dar libertad de acción a los senadores por este tema".

La comunista Alicia Pintos dijo a El País que Almagro comenzó a trabajar en el proyecto interpretativo por la demanda presentada en la Corte Interamericana por la familia Gelman. Agregó que los senadores del FA deben votar de una vez el proyecto alternativo porque "no da para más".

El dirigente de las Bases del Interior, Alejandro Arismendi, afirmó que le sorprendían las declaraciones de Breccia sobre que es inconstitucional el proyecto interpretativo. "Breccia nada dijo en la comisión del FA sobre la inconstitucional de la iniciativa", afirmó. Arismendi dijo que el Senado "debe votar ya" el proyecto porque se acaban los plazos parlamentarios.

Vázquez al Frente
El dramaturgo y ex guerrillero Mauricio Rosencof planteó ayer que Tabaré Vázquez debía ser el presidente del Frente Amplio para poder "cerrar las fisuras que no aguantaría ningún navío".

"Es fundamental para el gobierno del Pepe tener una fuerza política sólida.", dijo Rosencof a El País. Agregó que el FA "no puede prescindir de una figura que hoy es emblemática para la fuerza política; es un referente para la ciudadanía".

El País Digital

URUGUAY-POLÍTICA-Preocupa gobernabilidad y la falta de liderazgo de Mujica-CADUCIDAD

Escrito por rigofa2010 21-11-2010 en General. Comentarios (0)
EL FRENTE AMPLIO ENCENDIÓ TODAS SUS LUCES DE ALERTA TRAS NUMEROSOS CONFLICTOS INTERNOS
Preocupa la gobernabilidad y la falta de liderazgo de Mujica
El presidente intenta sacarse de encima el tema Caducidad aunque caiga en contradicciones
Mujica. El mandatario tiene problemas en su familia ideológica
   
Más allá de las diferencias y contradicciones que exhibe el oficialismo en torno a la ley de Caducidad, lo que más preocupa hoy en la izquierda es la cantidad de problemas sin resolver que tiene el presidente José Mujica en apenas ocho meses de gestión y el creciente riesgo de que las diferencias internas le resten gobernabilidad a su administración.
Así lo reconocen numerosos dirigentes del Frente Amplio (FA) que en sucesivas reuniones, y en reserva, han planteado su preocupación ante la falta de liderazgo que advierten tanto en el gobierno como en la fuerza política.

Dirigentes de todos los sectores consultados por El Observador aseguran que el verdadero problema de la izquierda no es tanto el conflicto interno respecto a la ley de Caducidad, sino lo que este caso desnudó: el peligro de que se fracture el FA y que el gobierno de Mujica pierda apoyo.

Al respecto, un alto jerarca del gobierno dijo a El Observador que ante esta situación, el presidente Mujica decidió sacarse de encima todo el problema generado con la ley de Caducidad, porque, según advirtió la fuente, “le está afectando su gestión”.

La oposición advirtió esta situación y señaló que en el gobierno de Mujica reina la “incoherencia”, la “confusión” y la “falta de rumbo”. En esos términos se expresaron senadores de la oposición, como Pedro Bordaberry, José Amorín, Jorge Larrañaga y Francisco Gallinal.

Ayer, Mujica se reunió con el canciller Luis Almagro y, según dijo el informante, todo transcurrió con normalidad.

Nada pasó con la advertencia que hizo el presidente el jueves sobre que Almagro no lo representó cuando trabajó con el FA en el proyecto que propone eliminar la ley de Caducidad.

Al respecto de este proyecto, los máximos dirigentes de todos los sectores del FA acordaron el jueves crear una comisión que intentará buscar una solución al trancazo que tiene la ley en el Senado.

Esta comisión “atenderá las contradicciones y los problemas que tiene el Frente Amplio y el gobierno”, dijo a El Observador el secretario general del Partido Comunista, senador Eduardo Lorier.

El legislador aseguró que “sobre la base de que existe consenso en que hay que eliminar la ley de Caducidad”, se buscará “alguna opción” que permita acordar una solución. Puede ser modificando el proyecto ya aprobado por los 50 diputados del FA, haciendo uno nuevo o consultando a la ciudadanía después de votar la ley.

Pero hay diputados del FA que no votarán un nuevo proyecto de ley. Así lo adelantó a El Observador el diputado Óscar Groba, del grupo Claveles Rojos (Espacio 609).

“Que no se molesten en hacer otro proyecto porque no va a tener los 50 votos. Este diputado no lo vota”, advirtió.

Groba dijo que el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, “derramó el vaso” y “violó el acuerdo político de evitar las declaraciones”.

Breccia había dicho que el proyecto para eliminar la Caducidad es inconstitucional y desconoce lo resuelto por la ciudadanía.

El diputado le adelantó al presidente del FA, Jorge Brovetto, que el lunes en la Mesa Política exigirá que el proyecto se vote como está en el Senado en diciembre. “Y si no se aprueba que cada quien se haga responsable y se atenga a las consecuencias”, sentenció.

Más líos. El problema de la ley de Caducidad “es uno más de tantos”, dijo el senador Lorier a El Observador.

A este se suma el conflicto con los médicos, los escribanos y los abogados, incluida una posible huelga de los primeros, suspendida hasta nuevo aviso (ver página 9).

Y están también las diferencias en el FA respecto a la ley de presupuesto, la reforma del Estado y los cambios en la función pública. En esto el Partido Comunista efectuó los planteos más radicales, como aplicar detracciones a las exportaciones, eliminar las exoneraciones tributarias a inversores extranjeros y fijar el tipo de cambio.

Los comunistas y el PIT-CNT también cuestionan el nuevo marco regulatorio para la asociación público privada, a lo que se agrega la cantidad de conflictos sindicales abiertos, no siempre por problemas en los Consejos de Salarios.
------------------------------------------------------------------------------
APUNTE
Los problemas que enfrentó Vázquez
   
Tabaré Vázquez también tuvo problemas con el FA cuando fue presidente, pero su autoridad fue cuestionada entrado su mandato. El ex presidente ganó algunas pulseadas y perdió otras. Como canciller, Reinaldo Gargano le dijo que el “tren” del TLC con Estados Unidos, que Vázquez no quería dejar de tomar, era mejor “dejarlo pasar”. Cuando señaló a Danilo Astori como su sucesor, el MPP y los comunistas le dieron la espalda e impusieron a Mujica. Otros casos donde hubo fuertes discrepancias internas fueron: la reforma tributaria y el IRPF, el día del Nunca más, la nueva ley general de Educación, la visita de George Bush a Uruguay, la misión militar de paz en Haití, la maniobra militar Unitas –con Estados Unidos– y el presupuesto para la enseñanza, entre otros.
---------------------------------------------------------------------


Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.


URUGUAY-POLÍTICA-El corrimiento a la izquierda, un fenómeno que se frenó-

Escrito por rigofa2010 07-11-2010 en General. Comentarios (0)
CAMBIA EL MAPA PARA 2014
El corrimiento a la izquierda, un fenómeno que se frenó   
Los nuevos votantes del Frente Amplio se ubican más a la derecha que los históricos
Eduardo González. El director de Cifra advierte un cambio de tendencia
    
Entre los años 1999 y 2004 el electorado uruguayo se corrió hacia la izquierda, pero desde 2004 a la fecha, ese corrimiento “se frenó”, lo que implica para el Frente Amplio (FA) una situación “políticamente incómoda”, aseguró el analista político Luis Eduardo González.
A esa conclusión llega el fundador y director de la empresa consultora Cifra en un libro que se presentará el próximo miércoles 10 en la Universidad Católica del Uruguay, y del que El Observador obtuvo un adelanto.

El libro se titula El voto en Uruguay 2009 - 2010 y recoge el análisis de los politólogos González, Ignacio Zuasnábar, Pablo Mieres (presidente del Partido Independiente) y Federico Irazábal.

El director de Cifra observa que el sistema político uruguayo está dividido en dos mitades: el FA, por un lado, y los partidos “fundacionales” (Partido Nacional y Partido Colorado) por otro.

Al respecto, el libro concluye que la diferencia de 2009 respecto a 1999 es que la “mitad mayor” es ahora el FA, cuando hace 10 años ese 50% lo conformaban blancos y colorados.

Esta realidad, sostiene González, también se expresa en la identificación ideológica que hace el electorado uruguayo y la situación en la que está cada “mitad” del sistema político.

Para explicarlo González utiliza la tradicional escala del 1 al 10 que describe el espectro político, donde 1 representa a la extrema izquierda y 10 a la extrema derecha.

“La situación cambió durante la última década. Los datos muestran que entre 1999 y 2004 el electorado uruguayo efectivamente se corrió a la izquierda: la media para todos los votantes pasó de 5,8 en 1999 a 5,1 en 2004. Ese corrimiento se frenó entre 2004 y 2009: la media pasó de 5,1 a 5,2”, anuncia González en el libro.

Y agrega: “El crecimiento (una décima de punto) es casi imperceptible, y hasta podría ser un error de medición, pero el corrimiento a la izquierda sin duda se frenó”.

Respecto a los Partidos Nacional y Colorado, González explica que “sumados, oscilan entre 7,2 y 7,4 durante toda la década”.

Cuando González compara el espectro político de las elecciones de 2009 con el mapa de los comicios de 1999, concluye en que también son casi “simétricos”.

“En 1999 la mitad mayor del sistema (los partidos fundacionales) estaba 1,5 puntos a la derecha de la media del sistema”, dice González. La “media del sistema” político uruguayo se ubicaba en el 5,8 de la escala entre izquierda y derecha. Blancos y colorados, por entonces la “mitad mayor”, se ubicaba en el 7,3.

Pero una década después, en las elecciones de 2009, la situación era prácticamente la inversa. “El Frente Amplio estaba 1,9 puntos a la izquierda de la media del sistema”, indica el director de la consultora Cifra. La “media” del electorado se ubicó en 2009 en el 5,2 de la escala, mientras que el FA estaba en el 3,3.

“Las cifras no son perfectamente simétricas, pero la situación en sí misma sí lo es. En 1999 la mitad mayor del sistema estaba claramente a la derecha del centro de gravedad del sistema (que además, visto retrospectivamente, se estaba corriendo hacia la izquierda, debilitando así la posición de la mitad mayor, que se mantenía en el rumbo opuesto a la dirección del viento). En 2009 la mitad mayor del sistema estaba ahora, aún más claramente, a la izquierda del centro de gravedad del sistema”, concluye González.

atención. En base a esta situación y tendencia electoral, opuesta en 2009 a lo que ocurría 10 años atrás, González advierte los peligros para el partido hoy mayoritario y en el gobierno.

“Desde el punto de vista de la izquierda, estos resultados implican que, salvo que el electorado reanude su “corrimiento hacia la izquierda” (el de 1999-2004), su posición ahora es tan incómoda (políticamente) como lo fue la de los partidos fundacionales en 1999”, dice el analista político.

“Desde el punto de vista del sistema y de su “centro de gravedad“ ideológico, la situación en 2009 es, nuevamente, muy similar a la de 1999. Al cabo de la última década el sistema “parece idéntico a sí mismo”, con los papeles de sus dos mitades intercambiados”, concluyó.

González explica cómo se comportó el votante del FA en cada elección, desde 1999 a 2009, respecto a la escala izquierda - derecha. (ver cuadros de datos).

Los votantes del FA que ya lo habían votado en la elección anterior “se ubican siempre a la izquierda”. Por el contrario, los que votaron por primera vez al FA (sean blancos, colorados o nuevos electores) “se ubican, siempre, a la derecha del promedio de todos los que piensan votar al FA”, dice.

Por último, González asegura que la división por mitades del sistema político nacional continuará así hasta 2015 o 2010 inclusive.

“Significa que en el futuro previsible (corto a mediano plazo: cinco a 10 años) esta estructura de dos mitades probablemente seguirá vigente, oscilando en el espacio cuyos límites (gruesos, borrosos) serían, precisamente, los ya observados en 1999 y 2009”.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
APUNTE
Una fuga decisiva hacia el Frente
   
Desde el Partido Nacional se dijo que parte de la derrota en 2009 obedeció a que el Partido Colorado no hizo fuerza en la campaña por Luis Alberto Lacalle como sí hizo (dicen los blancos) el Partido Nacional por Jorge Batlle en 1999. El politólogo Luis Eduardo González sostiene que por un lado los blancos tienen razón, pero por otro, no. González dice que “un no desdeñable 15%” de los colorados votaron a Mujica. “A primera vista esto parece sugerir que los líderes del Partido Nacional que se quejaron del escaso apoyo recibido de los colorados tal vez tenían razón”, dice González. “Pero no la tienen, al menos desde una perspectiva histórica”, agrega. González recuerda que en 1999 la situación fue igual, pero al revés. El 15% de los blancos votó por Tabaré Vázquez. Blancos y colorados hicieron lo mismo con 10 años de diferencia, señala.
--------------------------------------------------------------------------------
BLANCOS Y COLORADOS RECONOCEN QUE EL FA OFRECE ALTERNATIVAS MÁS SURTIDAS QUE LAS DE LOS PARTIDOS TRADICIONALES
La izquierda se diversifica y tiene ofertas para todos los gustos
   
El nacionalista José Carlos Cardoso advirtió que los blancos “deben abrir la cabeza”. En el Partido Colorado preocupa la clara hegemonía de Pedro Bordaberry
Haedo y el che. Eran años en los que los blancos tenía las alas bien abiertas
POR LEONARDO PEREYRA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR
   
En agosto de 1961 el dirigente blanco Eduardo Víctor Haedo recibió al Che Guevara en su mítica casa La Azotea en Punta del Este y estuvo mateando un rato largo con el revolucionario argentino. Pocos días después, el ruralista Benito Nardone organizó un acto “de desagravio al mate” para expresar su rechazo ante aquel encuentro en el que el Che y Haedo terminaron intercambiando boinas. Lo llamativo es que Nardone y Haedo eran correligionarios y compartían el poder desde el Consejo Nacional de Gobierno.
En aquellos años, y hasta bien entrado los años de 1980, los partidos tradicionales le ofrecieron a la gente un abanico de opciones que rastrillaban votos a diestra y siniestra. Wilson Ferreira y Aguerrondo; Pacheco Areco y la CBI; colorados y blancos contra la ley de Caducidad; colorados y blancos a favor de la ley.

Mientras tanto, el Frente Amplio cultivaba la unidad al precio de posturas rígidas que casi no admitían diferencias en los asuntos más trascendentes. Pero las cosas cambiaron. Las corrientes internas de los partidos tradicionales comenzaron a parecerse cada vez más entre sí, en tanto que el Frente Amplio comenzó a diversificar de manera inesperada su oferta electoral.

Hoy en la izquierda tienen cabida los que pretenden derogar la ley de Caducidad y aquellos que quieren que permanezca en pie; conviven antiabortistas y firmes propulsores de la despenalización del aborto; se juntan los enamorados de la revolución cubana y los críticos implacables del gobierno de los hermanos Castro.

“El Frente Amplio es hoy una góndola en la que se pueden encontrar casi todos los productos. En cambio, nosotros ingresamos en un proceso reduccionista. Ya no tenemos frentes internos diferenciados y, si no abrimos la cabeza, vamos a seguir perdiendo elecciones”, dijo a El Observador el diputado blanco e integrante del Directorio del Partido Nacional, José Carlos Cardoso (Unidad Nacional).

En la misma línea que Cardoso, otros dirigentes del grupo liderado por Luis Alberto Lacalle han lanzado iniciativas que se apartan de la raíz conservadora de esa colectividad (ver apunte).

Por su lado, el senador José Amorín (Propuesta Batllista) reconoció que la izquierda amplió su oferta y que los colorados deberían hacer lo mismo. “Los partidos deben tener más de una corriente y así lo han entendido casi siempre las colectividades tradicionales. En cambio, el Frente Amplio siempre tuvo una posición única. Eso ha cambiado y ahora es la izquierda la que les da cabida a corrientes de opinión muy distintas”, afirmó el parlamentario.

Desdoblados. Aquel encontronazo entre Haedo y Nardone ocurrido a principio de la década de los 60 es solo un ejemplo de la diversidad de criterios que existía en el Partido Nacional y que siguieron vigentes cuando en los 70 Wilson Ferreira Aldunate encabezó una fuerza de centroizquierda que guardaba muy pocas coincidencias con la corriente herrerista de Mario Aguerrondo.

Después de la dictadura militar, los blancos siguieron ofreciéndoles distintas opciones a los electores. Por ejemplo, hubo un sector que apoyó la ley de Caducidad y otro que se le opuso. Lo mismo pasó en el Partido Colorado donde el entonces senador Víctor Vaillant fue uno de los principales propulsores del referéndum contra la ley que amnistió a los militares.

También en aquellos años sumaban votos para el lema Partido Colorado el ex presidente conservador Jorge Pacheco Areco y el senador Manuel Flores Silva quien, al frente de la Corriente Batllista Independiente (CBI), fue uno de los impulsores del primer proyecto posdictadura a favor de la despenalización del aborto.

Hoy, todos los parlamentarios blancos y colorados están en contra de la interrupción voluntaria del embarazo, y todos quieren mantener en pie la ley de Caducidad.

En cambio, el Frente Amplio exhibe distintas opciones. Y desde los partidos tradicionales se asume que la izquierda saca ventaja de esa realidad. “Si estás contra el aborto tenés a Tabaré Vázquez y si estás a favor tenés a Mónica Xavier. Si estás contra la ley de Caducidad podes arrimarte a Nin o a Saravia, y si estas en contra tenés al resto. Además, Mujica recibe a las Damas de Blanco (representantes de la oposición cubana) y el Partido Comunista sale a criticarlo. Para mejor hasta el propio presidente se desdobla: es Mujica cuando está en la Torre Ejecutiva y es ‘el Pepe´ cuando le habla a la gente”, dijo Cardoso.

Fue el propio Mujica el que ensanchó la políticas de alianzas –que había comenzado Tabaré Vázquez con el Encuentro Progresista– y se dijo dispuesto a abrazarse con sapos y culebras para llegar al gobierno.

Las nuevas ofertas del Frente Amplio se vocean en una coyuntura donde la izquierda parece haber ganado con holgura la batalla “cultural” y sus representantes son generosa mayoría en la dirección de los sindicatos.
------------------------------------------------------
APUNTE
Autocultivo de marihuana y casamiento gay
   
El grupo Unidad Nacional que lidera Luis Alberto Lacalle ha realizado propuestas que marcan una distancia importante con las posturas tradicionales de los blancos.
Por ejemplo, el diputado Luis Alberto Lacalle Pou se pronunció a favor del autocultivo de marihuana y de la liberalización de su consumo.

En tanto, el diputado José Carlos Cardoso y el senador Luis Alberto Heber apoyan la unión gay y la adopción por parte de parejas de homosexuales.
---------------------------------------------------------------------
Lo dijo
   
José Carlos Cardoso
Diputado de Unidad Nacional
«El Frente Amplio es hoy una góndola en la que se pueden adquirir todos los productos. Si no abrimos la cabeza vamos a seguir perdiendo elecciones»

José Amorín
Senador de Propuesta Batllista
«El Frente Amplio siempre tuvo una posición única. Eso ha cambiado y ahora es la izquierda la que les da cabida a corrientes de opinión distintas»
------------------------------------------------------------------------------
APUNTE
Con un ala demasiado cargada
   
Uno de los problemas que hoy enfrenta el Partido Colorado es la presencia casi hegemónica de Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay), quien en las elecciones pasadas sacó más del 60% de los votos de esa colectividad y hace pesar sus ideas en todos los organismos internos
La línea que respalda José Amorín (Propuesta Batllista) busca reforzar su presencia en el partido y, con ese objetivo, en las últimas horas se opuso a la recolección de firmas impulsada por Vamos Uruguay para bajar la edad de imputabilidad. “Los liderazgos únicos nunca le hicieron bien a ninguna fuerza política”, afirmó Amorín.
------------------------------------------------------------------------------------
ANÁLISIS
El FA y el poder político de las ideas
Antes que soñar con ganar la batalla política, la izquierda ya había vencido en el terreno cultural
Frente Amplio. Representa un éxito en la forja de una mística
ADOLFO GARCÉ*
   
La aparición de liderazgos poderosos como los de Líber Seregni y Tabaré Vázquez. El lento pero sistemático proceso de moderación del programa del FA, especialmente entre 1994 y 2004. La “tradicionalización” del FA y la forja de una “tercera divisa” con sus banderas, sus canciones y sus mártires. La crisis 1999-2002 y el extraordinario despegue económico ulterior.
El persistente y desgastante esfuerzo reformista de blancos y colorados, con su libreto liberalizador, desafiando décadas de dirigismo y proteccionismo. Son muchos, obviamente, los factores que explican los sucesivos triunfos electorales del FA (2004 y 2009). Pero hay otro factor bien difícil de medir pero de indudable importancia: el factor cultural.

“Los partidos tradicionales representan los intereses de la oligarquía”. “Blancos y colorados aplican una política económica que implica la entrega de la soberanía nacional”.

“El país está en crisis desde mediados de la década del 50 y los partidos tradicionales son sus principales responsables”. “Es posible y necesaria otra política económica”.

“Los trabajadores tienen el derecho (y la obligación) de organizarse y movilizarse para resistir la implementación de la política económica antinacional de blancos y colorados”. Estas son algunas de las nociones que fueron convirtiéndose, con el paso del tiempo, en sentido común.

La diseminación de ideas como las referidas puso los cimientos culturales de la era progresista.

Estas nociones e interpretaciones no fueron elaboradas y divulgadas solamente por partidos y organizaciones políticas.

En el proceso de construcción de su hegemonía cultural la izquierda tuvo dos aliados poderosos. En primer lugar, las organizaciones sindicales.

La izquierda promovió la organización y movilización de los trabajadores no solo para enseñarles que tenían derechos, sino para hacerles “entender” que solamente cambiando a los partidos en el gobierno sería posible una vida mejor. En segundo lugar, la izquierda fue construyendo una alianza potente con los intelectuales (ensayistas, profesores, periodistas, escritores).

El golpe de marzo de 1933, la aparición de la revista Marcha en 1939, el estallido de la crisis económica a mediados de 1950, la autonomía universitaria en 1958, la revolución cubana en 1959 y el enfrentamiento al pachequismo desde 1968, fueron los principales hitos de un proceso de paulatino alejamiento de los intelectuales uruguayos respecto a los partidos tradicionales.

Mucho antes de empezar a ganar la batalla electoral, la izquierda ya había ganado la batalla cultural.

* Adolfo Garcé es magíster en ciencia política, docente e investigador en el Instituto de Ciencia Política, Facultad de Ciencias Sociales, Udelar.
-----------------------------------------------------------------------
NECESITAN 250.000 FIRMAS PARA UN LLAMADO A LAS URNAS
Colorados buscan plebiscito por edad de imputabilidad
Los senadores de Propuesta Batllista votaron en contra
Pedro Bordaberry. Su sector impulsa la baja de la edad de imputabilidad
   
Tras una acalorada discusión donde no faltaron subidas de tono, discrepancias y la incógnita respecto al futuro político, la Convención del Partido Colorado aprobó la propuesta de Vamos Uruguay de recoger firmas entre la ciudadanía para promover una reforma constitucional que disponga la baja de la edad de imputabilidad a 16 años.
La iniciativa –aprobada por 96 votos contra 39– propone, además, mantener los antecedentes de los menores cuando estos cumplen la mayoría de edad, así como crear un instituto de rehabilitación distinto al INAU.

El camino que se disponen a emprender los colorados supone recolectar unas 250 mil firmas a los efectos de someter a plebiscito la iniciativa reformista.

La propuesta fue presentada a la convención por el diputado de Vamos Uruguay Germán Cardoso, quien elaboró el proyecto.

El legislador explicó a El Observador que presentaron la propuesta debido a la falta de respuestas del gobierno para atender la delincuencia juvenil.

Aclaró que se optó por la vía de la reforma constitucional debido a que el Frente Amplio, que está en el gobierno y cuenta con la mayoría en el Parlamento “ha trancado cualquier discusión que promueva la imputabilidad de los menores a partir de los 16 años. Su negativa, no nos deja otro camino que apelar a la Constitución”, explicó.

Durante la convención, el diputado colorado explicó que la situación en los últimos tiempos se agravó. “Del total de las rapiñas, casi la mitad, el 45% son cometidas por menores infractores; hay que hacer algo de una vez por todas”, afirmó.

Consultado por El Observador sobre si la ciudadanía estaría afín a apoyar el proyecto, el diputado afirmó: “La sociedad está de nuestro lado y no tengo duda que vamos a obtener las firmas necesarias para convocar a un plebiscito de reforma constitucional”, aseguró.

Diferencias internas. Si bien la propuesta fue aprobada por la Convención del Partido Colorado, los senadores del grupo Propuesta Batllista (Proba), José Amorín Batlle y Tabaré Viera, se opusieron.

Amorín explicó que su sector no está de acuerdo en bajar la edad de imputabilidad por considerar que esta medida en sí misma no soluciona la inseguridad y aclaró que su sector está a favor de proponer “una solución más global donde una de las medidas sea bajar la edad de imputabilidad, pero no la única”.

La propuesta del Proba es crear un grupo de análisis “que trabaje de manera acelerada, pero en un planteo más global”.

Al mismo tiempo advirtió que la propuesta de Vamos Uruguay deja algunas preguntas fundamentales sin responder.

“¿Adónde van los menores de entre 16 y 18 años que delinquen?, ¿qué pasa con los de 13, 14 y 15 que comenten delitos? No lo aclara y eso nos preocupa”, advirtió el senador.

Amorín rechazó además que el tema sea tratado mediante un plebiscito constitucional. “Nos parece que si hacemos una reforma constitucional con este tema solamente, el mensaje que le vamos a dar a la población es que este es el único problema que hay y no es así”, dijo.

El ex director del Correo, Gustavo Osta, cuya opinión refleja las del Foro Batllista y la del ex presidente Julio María Sanguinetti, intervino a favor de la iniciativa de juntar firmas.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
IUDADANOS DE MAYOR EDAD TIENEN MÁS AFINIDAD CON BLANCOS Y COLORADOS
El Frente tocó el techo en su feudo de votantes jóvenes
La coalición es muy fuerte entre los nuevos votantes, pero allí su crecimiento paró
Pablo mieres. En su calidad de cientista político, analizó la relación entre el crecimiento demográfico y el apoyo político
   
La renovación demográfica en Uruguay ha beneficiado el crecimiento electoral del Frente Amplio (FA) en las últimas décadas, pero este efecto comenzó a reducirse en las pasadas elecciones de 2009, según advierte el politólogo y presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres, en un libro que se presentará el próximo miércoles en la Universidad Católica.
La mayoría de los jóvenes en Uruguay votan al FA, mientras que una mayor proporción de los ancianos apoyan a los Partidos Nacional y Colorado. Esto era así hasta la elección de 2004, pero en la de 2009 la tendencia comenzó a revertirse.

Apoyado en estudios de distintos analistas políticos, Mieres sostiene en el libro El voto en Uruguay 2009-2010, que “los grupos de menor edad son, en términos generales, menos interesados en la política y con niveles de definición ideológica más fuertemente orientados hacia la izquierda”.

Por otro lado, explica Mieres, “los de mayor edad presentan grados más altos de interés en la política y, si bien las identificaciones con la izquierda aumentan considerablemente, en el grupo de mayor edad siguen predominando las identificaciones con la derecha o centroderecha”.

En el libro, del que también participan los politólogos Luis Eduardo González, Ignacio Zuasnabar y Federico Irazábal (ver pág. 7), el líder del Partido Independiente explica cómo el ingreso de jóvenes al ciclo electoral ha beneficiado al FA, mientras que la muerte de los electores ancianos ha perjudicado a blancos y colorados.

Mieres advierte que esto, a lo sumo, puede explicar el 50% del crecimiento electoral del FA en los últimos 15 años, pero que, en todo caso, representa una tendencia confirmada en las urnas.

Y para explicar cómo esta tendencia comenzó a reducirse en la última elección, Mieres cita en el libro, del que El Observador tuvo un adelanto, al politólogo Gustavo De Armas. “El transcurrir del tiempo hace que la magnitud del efecto demográfico sobre el voto a la izquierda se vaya reduciendo en forma paulatina porque la izquierda ha ido ganando votos en los grupos de mayor edad y por lo tanto la ganancia por renovación generacional es cada vez menor”, sostiene De Armas en un estudio publicado el año pasado.

“Lo cierto es que, más allá del impacto exacto que la renovación demográfica ha tenido sobre el fenómeno de cambio de voto en nuestro país, es indiscutible que la variable edad ha tenido su parte en la explicación de la transformación electoral ocurrida en los últimos años”, agrega Mieres.

Para analizar al detalle el comportamiento electoral por edades en Uruguay, Mieres creó cuatro categorías llamadas “generaciones” (ver cuadros de datos). La primera es la “generación de Maracaná”, marcada por el campeonato mundial de fútbol que ganó Uruguay en 1950, compuesta hoy por personas “de la tercera edad”, dice Mieres. La segunda es la “generación del 68”, influenciada por los cambios sociales y políticos de ese año en Uruguay y el mundo, integrada por personas “adultas”. Después está la “generación del 83”, marcada por la salida de la dictadura en Uruguay, compuesta por “adultos jóvenes”. Y por último la “generación del milenio”, con jóvenes que votaron por primera vez en 1999.

Los más viejos, dice Mieres, votan en su mayoría a blancos y colorados, los adultos reparten su voto de forma más pareja con el FA, mientras los más jóvenes votan mayoritariamente a la izquierda.
-------------------------------------------
Números del recambio
   
El saldo entre los que votan por primera vez y los electores que fallecen muestra que cada cinco años el padrón electoral crece en cerca de 80 mil personas. La renovación demográfica neta es de 4% de una elección a otra, explica Pablo Mieres. Pero la influencia “alcanza al 15% del padrón”, producto de la suma de nuevos votantes y fallecidos.

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.