Liberalismo

Ecos-Nuestros derechos-Retenciones por el IRPF-Descuento a jubilados bancarios

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
Ecos
Nuestros derechos
Retenciones por el IRPF
C.I. 938.491-4 | Montevideo

@| "El art. 29 de la ley No. 17.930 de 19 de diciembre de 2006 estableció un régimen de retiros incentivados para funcionarios de la Administración Central que estuvieran en determinada situación.

Quien suscribe el presente, como muchos otros, se amparó en dicho régimen, presentado la renuncia dentro de los plazos previstos en la norma legal, la cual fue aceptada el 30 de junio de 2007.

Al entrar en vigencia el 1º de julio siguiente la Reforma Tributaria, la Dirección General Impositiva empezó a retener de los haberes de retiro el IRPF en virtud de una Resolución Interna de dicho organismo de fecha 29 de junio del mismo año.

Hace unos meses un fallo del Tribunal de lo Contencioso Administrativo declaró la nulidad del acto administrativo que dispuso la aplicación de las retenciones por concepto de IRPF a aquellas personas que nos habíamos amparado al retiro incentivado y cuya renuncia había sido aceptada con anterioridad a la vigencia de la ley que creó el impuesto.

Antes de recurrir a la vía judicial, onerosa y lenta, presentamos ante la DGI, en ejercicio del derecho consagrado en el art. 30 de la Constitución de la República, una petición dónde solicitamos se declare la inaplicabilidad del impuesto, el cese de la retención del IRPF y la devolución de las sumas indebidamente cobradas por la DGI.

Al interesarnos por la marcha de dicho trámite hemos recibido diferentes respuestas: que tiene informe de Jurídica favorable al petitorio, que Jurídica no se ha expedido a la espera de que se tome una decisión con carácter general, que está en la órbita del Ministerio de Economía y Finanzas, que nos quedáramos tranquilos que se va a resolver y devolverán el dinero a todos los que estamos en esta situación, que están buscando la manera de devolver el dinero, si es por redes de cobranza o por otro sistema.

Parece que la respuesta depende de quién y cómo se hace la pregunta, o qué funcionario lo atiende.

Lo cierto es que los plazos corren y ante la falta de respuesta de la DGI, la opción que va quedando es la de recurrir a la vía jurisdiccional, debiendo para ello, afrontar costos y disponerse a esperar para recuperar nuestro dinero retenido equivocadamente.

En estos días escuché y vi por televisión al Ec. Ernesto Talvi, quien entre muchos y muy importantes temas trató el de la omnipotencia de la DGI y la indefensión en la que se encuentran los ciudadanos. Él se refería a supuestas deudas que un ciudadano o una empresa pudiera tener derivadas de una inspección de la DGI, pero estimo que el razonamiento también se aplica a este caso.

En resumen: la DGI desde junio de 2007 retuvo de nuestros haberes de retiro el IRPF y para que se nos devuelva debemos transitar por el periplo de una acción judicial.

¿No es demasiado? ¿No sería más justo que la DGI asumiera que se equivocó y antes que nada dispusiera el cese de la retención y acto seguido buscara la forma de devolver nuestro dinero?"
-----------------------------------------
Descuento a jubilados bancarios
J.B. | Montevideo

@| "Pasan los meses y continúa el descuento del `doble impuesto` a los jubilados y pensionistas de Caja Bancaria.

En virtud del IASS y de la Ley 18.396, se superponen estos dos tributos sin que nadie pareciera sorprenderse por esta situación. ¿Quitarle la tercera parte de sus mensualidades a 15.000 jubilados y pensionistas no será violar los derechos humanos de personas de avanzada edad absolutamente indefensas?

El mismo Instituto de previsión reconoce que se han saneado las finanzas pero no pone fin a dicha situación. ¿Cuántos años creen que vivirán estos beneficiarios para terminar con esta angustia?"


El País Digital

Uruguay-Gobierno de Mujica-Y Partido Comunista-Con amigos así...

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
Editorial
HOY IMPORTA
Con amigos así...

En los últimos tiempos, el Presidente Mujica ha reaccionado contra sus críticos calificándolos, entre otras cosas, de "oligarcas" y "poco patriotas". Ha cargado contra los partidos opositores, contra Ernesto Talvi y contra algunos medios de prensa, pero ha ignorado, quizás de manera deliberada, a su más vitriólico censor, Juan Castillo, la cabeza visible del Pit-Cnt. Por poner un ejemplo de la agresividad de Castillo, una de las entrevistas de prensa que le hicieron en estos días se publicó bajo este título: "Siento que las cosas se van al carajo". Así nomás.

Según este dirigente sindical y prominente comunista (se lo menciona como posible sustituto de Lorier en la secretaria general del partido), la actual "coyuntura evidencia falta de conducción", ya que, según él, Mujica complica todo con sus mensajes contradictorios. "¿A cuál declaración le hacés caso? ¿A lo que dice a primera hora de la mañana, a lo que dice en la audición del mediodía o a lo que declara en el noticiero de la noche", ironiza Castillo sin que Mujica le salga al cruce.

Sorprende que estos comentarios punzantes provengan de un doble compañero de filas del presidente. Doble compañero porque ya se sabe que el Pit-Cnt y el Frente Amplio son hermanos de sangre puesto que ambos crecieron y se desarrollaron juntos sin que a estas alturas pueda saberse quién nutrió más a quién. Castillo tiene un pie en ambas formaciones, hoy jugado a lo sindical, mañana quizás a lo político, pero siempre alentando paros y huelgas, justificando las protestas y tirando de la cuerda para aumentar el gasto público hasta el infinito.

Mujica por ahora se aguanta en el molde seguramente pensando que con amigos así quién necesita enemigos.

El País Digital

URUGUAY-Partido Comunista-Castillo recibió más votos que Lorier-

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
Castillo recibió más votos que Lorier
Comunistas. Critican la política económica y sugieren cambios en el elenco ministerial

Con críticas a la política económica del gobierno el congreso del PCU eligió ayer a su comité central. Un dirigente de 90 años les ganó a Juan Castillo y Eduardo Lorier que se disputaban el primer lugar. El sábado eligen el secretario general.

La cara larga del secretario general del Partido Comunista y senador Eduardo Lorier desentonó en medio de la euforia de las barras en el cierre del XXIX congreso partidario. Minutos antes se había anunciado que Victorio Casartelli, un dirigente de 90 años, fue el más votado para el comité central del Partido Comunista, con 561 votos.

En segundo lugar quedó la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, (543 votos) seguida por el coordinador del Pit-Cnt, Juan Castillo, (531 votos)la ministra de Desarrollo Social, Ana Vignoli (517 votos) y recién en el quinto puesto apareció Lorier (515 votos).

En una elección en que se vota en voz alta, muchos de los restantes miembros del comité son dirigentes sindicales de primera línea. Entre ellos se encuentran el secretario general del Sunca, Oscar Andrade, el secretario general de FUS, Jorge Bermúdez, el presidente de Sutel, Jorge Molina y el líder de Untmra, Marcelo Abdala.


Para los principales dirigentes está descartado que Casartelli pretenda ser secretario general del PCU al igual que la intendenta Ana Olivera y la ministra Ana Vignoli. Eso deja a Juan Castillo y Eduardo Lorier como las dos principales opciones para el cargo. El comité se reunirá el sábado para resolver quien ocupará el lugar.

Críticas. El congreso también votó un documento en el que respaldan al gobierno a la vez que rechazan su política económica. "La tendencia a la no resolución de la contradicción principal de la coyuntura entre país productivo con justicia social y profundización democrática o más dependencia, hace que el rumbo del proceso y su continuidad este comprometido", advierte el documento.

Lorier aclaró que no se siente desilusionado con el gobierno aunque admitió que dentro del PCU hay militantes que tienen esa sensación. Agregó que los comunistas esperaban que el equipo económico estuviera formado por los economistas Jorge Notaro, Héctor Tajam, Alberto Couriel y Juan Manuel Quijano que habían sido parte del elenco de asesores de Mujica antes que ganara las elecciones.

"Nosotros somos leales al programa del Frente Amplio, no a personas. En el congreso del FA se resolvió anular la ley de caducidad, crear un ente marítimo y pesquero y llamar en el primer año a una asamblea nacional constituyente", subrayó.

Otro elemento que molesta a los comunistas es la ausencia de los trabajadores en los planes del gobierno para la reforma del Estado.

Diversas fuentes comunistas coincidieron en señalar que el sector está dividido en dos grandes líneas: los combativos y los más cercanos al gobierno. El primer grupo es comandado por Lorier y se lo vincula a la mayoría de los conflictos y movilizaciones.

Del otro lado aparecen los liderados por la ex ministra Marina Arismendi, entre los que se encuentra el coordinador Castillo. Este grupo se diferencia del otro por tener una actitud conciliadora con el gobierno. De hecho Castillo en la interna de la central hizo alianzas en reiteradas ocasiones con la corriente Articulación (compuesta por miembros de Asamblea Uruguay, Vertiente Artiguista, Socialistas renovadores, nuevoespacistas e independientes) en decisiones que favorecieron la posición del gobierno.

Cuatro de los cinco paros que la central resolvió desde marzo pasado no fueron en contra del gobierno y el propio Castillo lo señaló expresamente. No obstante, a medida que se acercaba el congreso y aumentaban los conflictos en que lideran los comunistas el dirigente comenzó a tomar distancia del gobierno. Dijo que el presidente Mujica "habla mucho" y que tiene respuestas parecidas a las de los ex presidentes Sanguinetti, Batlle y Lacalle.

Crecimiento. Si bien la cifra de afiliados y cotizantes es secreta, un dirigente importante confió a El País que se entregaron más de 5.000 nuevos carné desde el congreso anterior.

La fuente señaló que la principal puerta de entrada al PCU es el sindicalismo que duplicó sus afiliados desde el año 2005.

En el secretariado ejecutivo del Pit los comunistas tienen cuatro cargos. De la línea de Arismendi el único es Juan Castillo, mientras que Marcelo Abdala y Oscar Andrade son del sector de Lorier. El dirigente de la FUS Jorge Bermúdez se mueve entre las dos líneas y en ocasiones marca su perfil propio.

El País Digital

Caso WikiLeaks-Una gran filtración de poder-Por Thomas L. Friedman

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
Opinión
Una gran filtración de poder
Thomas L. Friedman
The New York Times
Lunes 6 de diciembre de 2010

NUEVA YORK.- Lo admito. A mí, como a cualquiera, me gusta leer la correspondencia ajena, así que recorrer los cables de WikiLeaks fue una experiencia fascinante. Lo que se lee entre líneas en esos mensajes, sin embargo, es un tema muy distinto. Es un llamado a la reflexión: Estados Unidos tiene una filtración de poder.
Empecemos por el contenido de los cables. Creo haberlo entendido: Arabia Saudita y sus vecinos árabes quieren que Estados Unidos descabece a Irán para poder celebrar en privado, mientras en público pueden sumarse a la turba que quema la efigie del Tío Sam por semejante ataque contra Irán. Y el pueblo árabe estará furioso con nosotros porque, si bien no quieren a los iraníes, detestan más a sus propios dirigentes, a los que nadie votó, y protestar contra Estados Unidos, que ayuda a esos líderes a mantenerse en el poder, es una manera de castigarnos a ambos. ¿Me siguen?
Mientras que los sauditas nos alientan a destruir las instalaciones nucleares de Irán, nos enteramos por los cables de que los donantes sauditas privados siguen siendo la principal fuente de financiamiento de los grupos terroristas sunnitas en todo el mundo, por no mencionar las mezquitas fundamentalistas que alientan el avance talibán en Paquistán y Afganistán. Básicamente, el dinero que pagamos por el petróleo financia a los terroristas que nuestros soldados combaten.
Pero tenemos aliados. Los cables nos hablan de Ahmed Zia Massoud, ex vicepresidente afgano, que fue atrapado en Dubai con 52 millones de dólares en efectivo que no pudo explicar. De los cables se desprende que Estados Unidos suele tener que pagarles a los líderes afganos y paquistaníes para que tengan doble cara, si no, sólo tendrían una, contraria a Estados Unidos. Esos son nuestros aliados: gente cuyos valores no compartiremos jamás. "OK -nos dicen los aliados-: los que podrían reemplazarnos serían mucho peor. Los talibanes y Al-Qaeda dicen lo que piensan en público y en privado: odian a Estados Unidos."
Pero si apoyamos a malos regímenes sólo porque podrían ser peores, ¿no podemos hacer algo para que cambien? Lo que nos devuelve a la reflexión: a Estados Unidos le falta influencia, por ejemplo, en Medio Oriente, porque somos adictos al petróleo. Nosotros somos los adictos y ellos los proveedores, y los adictos nunca les dicen la verdad a sus proveedores. Apoyamos a un régimen que combate a Al-Qaeda, pero utiliza nuestro dinero para financiar una ideología religiosa que le garantiza una fuente inagotable de reclutamiento. También nos falta influencia frente a China respecto de Corea del Norte o del valor de su moneda, porque somos adictos al crédito que nos facilitan.
¡Cuán diferentes serían nuestras conversaciones con China, si durante los últimos 30 años hubiésemos tenido otro nivel de ahorro y Pekín no acumulara 900.000 millones de dólares en letras del Tesoro!
Hace 50 años, al mundo se lo moldeó para promover ciertos valores, porque Estados Unidos tenía la influencia necesaria para darle esa forma. Venimos perdiendo influencia a causa de nuestras adicciones y las revelaciones de WikiLeaks son una muestra del sapo que nos tenemos que comer. Soy consciente de que algunos problemas son congénitamente difíciles, y que terminar con la dependencia del petróleo y el crédito no alcanzan. Pero, sin duda, nos dotaría de mayor influencia para hacerlo y, de no ser posible, al menos nos haría más impermeables a la absoluta locura que cunde en Medio Oriente.
Traducción de Jaime Arrambide

Fuente: LA NACIÓN, de Buenos Aires.


Caso WikiLeaks-La wikinada-Por PABLO ARAGÓN

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
CON FIRMA
La wikinada
PABLO ARAGÓN ESPECIAL PARA EL OBSERVADOR
   
Comencemos a sacarnos de encima a los antiestadounidenses profesionales, esas viudas del castrismo para las cuales todo en este mundo es una extensa revelación de la “hipocresía imperial” y confiesan hoy vivir en la “euforia y alegría” de las revelaciones hechas por WikiLeaks. Estas almas simples deberían estar, en realidad, retorciéndose en sus madrigueras. Y si no, vayamos a la historia.
En 1971, el New York Times publicó los llamados “papeles del Pentágono”, la filtración, por parte de Daniel Ellsberg, de más de 47 volúmenes de un estudio encargado por el secretario de Defensa en torno a la guerra de Vietnam que, en los hechos, demostraba que cuatro administraciones habían dispuesto bombardeos masivos en Camboya y Laos, así como ataques en Vietnam del Norte, en tanto sistemática y públicamente declaraban estar empeñadas en limitar el alcance de la guerra y organizar el retorno de los contingentes estadounidenses desplegados en el sudeste asiático.

Ahora a 2010. Más de un cuarto de millón de cables dirigidos por embajadas de EEUU al Departamento de Estado y transferidos a la custodia del Departamento de Defensa a través de un programa implementado tras los ataques de 11S no logran exhibir un solo caso remotamente similar a la enormidad constitucional de 1971, demostrando, por el contrario, que los objetivos y planteos públicos de la diplomacia de EEUU son enteramente consistentes con sus manejos tras bambalinas. Los catecúmenos del antiimperialismo no encuentran municiones entre tanto papelito. Infamia interrupta. Y ahora sí hay que matizar todo lo anterior. ¿Sale la diplomacia estadounidense con bien del escándalo? Para nada. Hay evidencia de que los diplomáticos habrían recibido instrucciones en el sentido de recabar información incompatible con sus funciones, referente a números de tarjetas de crédito, direcciones electrónicas, ¡medidas antropométricas!, y hasta… ¡muestras de ADN! de dirigentes políticos y funcionarios de organismos internacionales. (Por qué diablos perdería nadie el tiempo en espiar a esa insustancial especie, el burócrata internacional, es una pregunta para el Departamento de Ridiculeces del gobierno estadounidense.)

Más importante, sin embargo, es el fenomenal cuestionamiento que todo el episodio representa a los servicios de recolección y almacenaje de información de la que se entiende es la primera potencia económica, militar y tecnológica del mundo. De la mano de la crisis financiera y los desastres militares infligidos por la administración Bush a su país, lo único que EEUU no necesitaba era ser cuestionado en la supremacía de sus sistemas de inteligencia. Que un petimetre de 23 años se lleve a su tienda la correspondencia diplomática del país en un USB demuestra, verdaderamente, que el mundo es más simple de lo que Hollywood nos quiere hacer creer.

Si olvidamos por un instante al espía que le demanda la entrega del comprobante de pago al farmacéutico que viene de vender al secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, su laxante favorito, ¿qué descollante revelación nos resta del más importante tesoro informativo del siglo XXI? Pues parece que los sunitas árabes quisieran ver desaparecer de la faz de la tierra al régimen chiita persa de Teherán, aunque afirmen en público lo contrario. Vaya, vaya… El gobierno de EEUU piensa que el afgano Hamid Karzai, sus familiares y amigos son rufianes de la peor ralea. (¡Caramba! ¡Si hasta esta columna lo informó! ¿Se habrán develado nuestras fuentes en Kabul?) La embajada en Moscú piensa que Rusia… ¡no es una democracia! ¡Y que podría estar controlada por mafias! ¡Aguarden! Hay más: en Washington no gustan ni Muammar Gadafi, ni Robert Mugabe, ni Hugo Chávez, ni Evo Morales, ni Silvio Berlusconi, ni José Luis Rodríguez Zapatero. Y, aunque le resulte a usted difícil de creer: ¡piensan que el gobierno argentino es errático, poco confiable, y hasta tal vez corrupto!

Estoy estupefacto. ¿Cómo pudo Washington pensar en la posibilidad de que a algún idiota en Buenos Aires se le ocurra invadir las islas Falklands? ¿Y qué piensen en un plan de contingencia por si cae la monarquía comunista de Corea del Norte? ¿O que analicen qué hacer si en Pakistán un grupo terrorista toma el control de una o más plantas nucleares?

Y ahora recordemos otro género de tontería: la de los almidonados que han alertado sobre los riesgos a la “seguridad nacional” y la “vida de nuestros soldados” que las filtraciones implican. Los hay de toda especie: un bobo (que asesora al primer ministro canadiense) pidió la pena de muerte para el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, una tonta (que quiere ser presidenta de EEUU) exige que sea juzgado por traición (“Señora, es australiano …”), otro enorme traje sin contenido pide que sea incluido en la lista de ¡terroristas internacionales! Pues que lo sepan: la filtración sistemática de información en sistemas llegó para quedarse, y la difusión de informes privilegiados está amparada por la libertad de información (según ya lo dijeran los jueces que habilitaron la publicidad de los papeles del Pentágono, en 1971).

Finalmente, y para nuestros simples de cabotaje, pobres de espíritu que, al decir de Jules Renard, “hablan en itálico”, y aseguran estar… ¡expectantes y alertas ante las futuras revelaciones, no sea que haya ingerencias que serán debidamente repelidas!, vayan estas perlas.

Marc Jottard, embajador belga en Uruguay, 22/1/1963: “El ejercicio del poder se transforma en una serie de maniobras, de luchas disimuladas y de querellas que tienen el nombre de ‘politiquería´. Esta lamentable situación desencadena un vicio fundamental de la sociedad uruguaya, a saber, su falta de espíritu cívico”.

Gonzalo del Río, secretario de la legación española en Uruguay, 8/6/1916: “… no se ve por ninguna parte la solución del conflicto dada la testarudez del Ministro de Hacienda, (Pedro) Cosio, principal autor de la gloriosa ley que tantas perturbaciones ocasiona y hombre tan nulo de inteligencia como desprovisto de instrucción. Aún dentro de esta situación política, tan pobre en elementos de valía, sorprende a todo el mundo verle ocupar el puesto que ocupa”.

Alfred Mitchell, ministro de la legación británica en Uruguay, 6/7/1914: “Si uno fuera a juzgar por el mundo de la moda en Montevideo, y especialmente por lo que se ve en las ramblas balnearias donde se reúne la juventud elegante en las tardes de verano, se diría que en ningún lugar del mundo son las mujeres (y también los hombres, para el caso) menos aptos para votar.”

Tomá.

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.