Liberalismo

MONTEVIDEO-Intendencia frentista-Solución a la basura-Bochado por ser privado-

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (1)
EDITORIAL
Bochado por ser privado
   
Montevideo es víctima de muchos males. Incluyen el mal estado de los pavimentos fuera de algunas avenidas, el exceso de personal municipal que se lleva más de la mitad de los copiosos impuestos que pagan los residentes, un sindicato que impunemente toma cautivos a los pobladores y a las propias autoridades y una burocracia que parece más diseñada para darles algo que hacer a funcionarios superfluos que para llevar a cabo una gestión eficiente de los múltiples asuntos municipales. Pero la palma se la lleva la basura. A la incompetencia de sucesivos gobiernos departamentales para solucionar el problema la suciedad bochornosa de una ciudad que como capital es la cara visible del país, se ha agregado ahora el error del rechazo municipal a una solución moderna y global. La razón esgrimida para bocharla, aunque cueste creerlo, es el pecado de que la fórmula proviene del sector privado.
El director de Desarrollo Ambiental de la comuna, Juan Canessa, anunció que se han descartado varios proyectos presentados por empresas privadas internacionales para asumir todo el proceso de recolección, traslado y procesamiento de las 40 mil toneladas de residuos que genera la ciudad por mes. La más reciente fue de un consorcio de Estados Unidos. La sensata propuesta fue que, a cambio de un canon pagado por la Intendencia, esta firma privada transportaría por tren la basura de Montevideo y Canelones a una zona del interior, donde se instalaría una planta para convertirla en energía a ser vendida a UTE.

La decisión de la intendenta Ana Olivera reitera lo ocurrido bajo su antecesor, Ricardo Ehrlich, cuando la licitación para manejar el ciclo final de la basura de Montevideo, Canelones y San José fue frustrada por Adeom y por resistencias de algunos sectores minoritarios dentro del Frente Amplio a aceptar soluciones privadas de problemas públicos. En materia de desarrollos urbanísticos, edilicios y comerciales, la Intendencia ha permitido propuestas presentadas por promotores privados. Pero ha existido reticencia comunal a recurrir y aceptar la ayuda privada cuando se trata de asuntos que hasta ahora ha manejado la Intendencia. Uno de ellos es el de la basura. Los residuos siguen siendo procesados mayoritariamente en la usina 5. Esta planta es notoriamente insuficiente para evitar la acumulación de basurales barriales que no solo denigran el aspecto urbanístico de la ciudad sino que constituyen un peligro para la salud de los residentes. Pero además le quedan como máximo 11 años de vida útil.

Nadie parece saber que ocurrirá entonces ya que, en vez de un programa definido, solo se escuchan vagas intenciones de coordinación de la Intendencia con los ministerios de Energía y de Vivienda para una solución final que, por ahora, tiene más de espejismo que de realidad. Además de la previsible ira de Adeom, que alguna vez alguna intendencia eficiente tendrá que enfrentar, Canessa señaló como una de las razones del rechazo la necesidad de proteger a los miles de hurgadores. Ciertamente no se les puede quitar de la noche a la mañana su fuente de trabajo. Pero bastaría con organizar su trabajo recolector con algo más de orden y dignidad, para que los hurgadores mantuvieran su fuente de ingresos sin afectar el tránsito ciudadano. Canesa afirmó que “nosotros creemos en el sistema público” para la disposición final de la basura. Pero vista la lentitud para solucionar un tema que no es ideológico sino de gestión, a esta altura debe haber pocos montevideanos que también lo crean.

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.


Uruguay-Ecos-Mensajes-Inversiones y garantías-¿Culpa de la oposición?-Rodolfo Kubota

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
Ecos
Mensajes
Inversiones y garantías
¿Culpa de la oposición?
Rodolfo Kubota | Montevideo

@| "El gobierno, en actitud que desconcierta, culpa a la `oposición` (que lamentablemente no existe, salvo unos pocos), de crear un clima contra las inversiones que en `gran volumen` llegan al país.

Tilda de antipatriotas a quienes tienen opiniones contrarias o no son tan optimistas, tratando de disimular que las trabas las están poniendo quienes son parte del partido de gobierno.

Los inversores buscan un país seguro, con reglas claras, garantías jurídicas y trabajadores capacitados con buen rendimiento.

¿Qué seguridades ofrece nuestro país, cuando:

-cambia las reglas de juego, aceptando presiones de organismos internacionales que solo buscan favorecer a sus propios intereses.

-el gobierno cede continuamente ante la presión de sindicatos, que no funcionan defendiendo a los obreros sino a intereses políticos y al interés personal de sus dirigentes.

-cuando las industrias pueden ser ocupadas y por lo tanto no se respeta siquiera el derecho de propiedad.

-cuando los sindicatos deciden hacer paro que afecta a toda la población y a una de las industrias más importantes del país defendiendo a un empleado probadamente ladrón, y el gobierno interviene favoreciendo a un delincuente con el seguro de paro, como sucedió en Conaprole.

-cuando `piquetes` no permiten la libre circulación de bienes y personas, como sucedió en Zonamérica.

-cuando las empresas no pueden negociar directamente con sus empleados y deben de hacerlo con los sindicatos, que no distinguen entre una pequeña empresa familiar o una multinacional.

-cuando se paralizan las actividades en empresas que no tienen conflictos porque el gremio decide protestar por lo que sucede en otras empresas del ramo.

-cuando no es posible pagar los sueldos y se corta la cadena de pagos porque los bancarios lo impiden que funcione el clearing con reclamos fuera de toda lógica.

-cuando los exportadores obligadamente faltan a sus compromisos con el exterior porque la aduana está de paro.

-cuando la justicia trabaja en forma rápida en algunos casos y en otros que involucran a políticos del gobierno se demoran en forma inexplicable.

-cuando la inoperancia de las autoridades nos convierte en una ciudad sucia y sólo se pide a los ciudadanos que pagan altos impuestos y que guarden la basura en su casa.

¿La culpa es de la oposición?

Seguramente todos deseamos que haya más y mejor trabajo, pero debemos preguntarnos si realmente se dan las condiciones para que eso suceda.

Debemos alegrarnos que posiblemente haya inversores interesados en invertir en algunos proyectos del gobierno, pero no podemos dejar de ver que empresas instaladas han advertido que consideran irse del país. Tampoco que una de las mayores inversiones esperada anunciada y asegurada (la mayor en la historia) por el gobierno, como la de Portucel, no se concretó y se instalará en Brasil.

No nos engañemos, solo está llegando una mínima parte de las inversiones que América Latina está recibiendo y ello ofreciendo facilidades impositivas. No estamos siquiera cuidando las que ya están.

No estamos en buen camino y el gobierno, con apoyo de la oposición (si decide actuar), deben hacer los cambios necesarios en forma urgente pues vamos en mal camino y desperdiciando la magnífica oportunidad que la demanda del mercado internacional está brindando."



El País Digital

PCI & PCE-Movimiento de participación popu ¿qué?-Por CARLOS MAGGI

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
PCI & PCE
Movimiento de participación popu ¿qué?
CARLOS MAGGI

Al Presidente Mujica y al Movimiento de Participación Popular (MPP) la gran fuerza del gobierno, les hacen trampa con las palabras.

Son tantas las creaciones falsarias que no es fácil pararles rodeo. Pero puedo mostrar un par de ejemplos con confusiones habilidosas; todas perfectamente intencionadas; manejadas para desnortear.

La huelga consiste en una concertación de los trabajadores, que dejan de concurrir masivamente a su trabajo. No trabajan y por consiguiente, no cobran; imponen un conflicto.

Asombrosamente, los funcionarios uruguayos están acostumbrados a la corrupción de sus jerarcas que manejan plata ajena y suponen que las corruptelas dan derecho. Tan es así, que piensan recurrir a la justicia para que se reconozca su derecho a cobrar sin trabajar.

Por supuesto ese derecho no está ni puede estar establecido en ningún lado. Este no es un problema de palabras, como anuncié, pero es necesario aclararlo para que se entienda lo que sigue.

Le llaman paro o huelga (primer ejemplo) al hecho de trabajar (¡¡!!); pero sin entregar al empleador el fruto de ese trabajo.

No cabe duda que cuando el dependiente entregue al empleador el bien creado (archivos computarizados, por ejemplo) el empleador está obligado a pagar el costo íntegro que corresponde; el sueldo de sus empleados.

Pero, la situación descrita, nada tiene que ver con un derecho y mucho menos con el derecho de huelga. Los funcionarios no pueden disponer qué se hace con el fruto de su labor. Si alguien o todo el personal incurre en el secuestro del producto, se configura una infracción que debe ser sancionada.

La resistencia en dar los resultados merece una sanción (por omisión contumacial a los deberes del cargo) que puede llegar a la destitución. Llamarle a una infracción "huelga" es una estafa semántica. Mediante una locución falsaria, se coloca a los infractores bajo un paraguas (derecho de huelga) que no corresponde; no son huelguistas ejerciendo un derecho, son funcionarios públicos que violan su Estatuto y el artículo 59 de la Constitución, que es terminante. Manda que cada órgano del Estado se ciña a un principio expreso: "el funcionario existe para la función y no, la función para el funcionario." Nada importa más en la Administración pública que la prestación del servicio asignado.

La hermenéutica indica que la Constitución debe aplicarse directamente, para superar el entuerto verbal. El nombre no hace la cosa.

2) La segunda falsificación del lenguaje es de tal dimensión, que cuesta creer que exista; constituye una falsificación colosal de la cual nacen grandes consecuencias, contrarias a la "ciencia de la palabras" -como alguien definió el derecho.

A los burócratas del Uruguay que son legión se les llama ¡trabajadores!, y eso les da una cobertura y un estilo en su acción gremial que los confunde con los proletarios. Media en esto una confusión entre entidades radicalmente diferentes.

Los señores funcionarios públicos tienen sindicato y hablan como los oprimidos y manejan los valores que corresponden a los desvalidos, explotados por un patrón. Pero ¡son inamovibles! Y el temido dueño de la empresa es alguien que no tiene afán de lucro. Al revés, el gobierno empleador del funcionario, tiene interés político en halagar a su clientela. Tabaré Vázquez como Intendente, bajó el horario y subió los sueldos.

La diferencia entre la situación de un trabajador y un burócrata es abismal, pero para el tratamiento de las cuestiones laborales, las expresiones son las mismas y los valores se ordenan mecánicamente y es del mejunje de los términos que salen las maniobras abusivas.

En el caso del Uruguay, donde la mitad de la economía está en manos de empleados públicos, la igualación del habla lleva a casos aberrantes; al hundimiento del mundo laboral, en beneficio creciente de una casta autónoma y favorita.

Crea también un terror nuevo: el pánico de los funcionarios cuando entrevén la amenaza de quedar librados a la auténtica relación laboral: proletarios - empresa. Los funcionarios exigen trabajar para un ente sin patrón que controle.

La diferencia de fondo obra en los momentos conflictivos: el que sufre los efectos de una huelga auténtica es el dueño de la fábrica que pierde utilidades; pero la que sufre el infortunio de una interrupción de los servicios públicos es toda la sociedad. En este caso, se ve hasta donde es diversa una y otra acción directa.

A los conflictos creados por el interés corporativo de los funcionarios, corresponde la respuesta defensiva de los perjudicados; digamos para abreviar, un cambio en la opinión pública que salga al cruce y diga:

- "Esto que están haciendo para beneficiarse "ellos", me está atacando a "mí" ¡Basta ya!

Y es eso, exactamente, lo que está sucediendo, aquí y ahora.

Apareció la primera encuesta de opinión sobre la alta conflictividad de octubre y noviembre (1) y sus resultados registran el cambio en la gente.

Pregunta: sobre el desempeño de los sindicatos: Desaprueba: 46%; Aprueba 25%; No opina: 29%

Pregunta: ¿La mayoría de las huelgas son justificadas?:

Algunas sí, algunas no: 44%; No: 36%; Sí: 14%; No opina: 6%

Pregunta: Confianza en el Pit-Cnt: Poca o ninguna confianza: 62%; Confianza, mucha confianza : 29%; No opina: 9% (hasta aquí la encuesta que muestra la impopularidad de lo que está sucediendo).

Hacia el final del último proceso electoral, el candidato Mujica consultó al doctor Daniel Ferrère a propósito de la reforma del Estado y Ferrère le dio una clave: por sobre el poder sindical prima una sola fuerza: la opinión pública, y agregó un ejemplo: así sucedió con el Plan Ceibal que empezó con los sindicatos de docentes en contra y cuando sobrevino el éxito (la satisfacción de los padres y el apoyo de la opinión pública) se acabó la resistencia.

Por supuesto la cultura media uruguaya encara con simpatía la lucha cuando procura que haya justicia social; justamente por eso, vale tanto el sondeo de popularidad que acaba de publicarse. Hay simpatía hasta que se tira demasiado de la piolita, como dijo Vázquez.

Cuando a mucha gente le duele lo que está pasando, los reclamos corporativos hacen añorar tiempos normales. Y eso ha sucedido en todas partes del mundo. En la posguerra 14-18 fue la razón de ser de los regímenes totalitarios.

- "La huelga de médicos dejó una relación muy deteriorada entre ellos y la sociedad." "Lo que terminó de desgastar la imagen de los médicos fue el extenso conflicto (la acción directa) que llevaron adelante para defender las Cajas de Auxilio." (2).

En octubre y noviembre lo popular dejó de ser tan popular.

Empieza a aclararse la madeja, el engaño de confundir débiles con poderosos. El apoyo a los gremios tiene un límite, dentro del sistema democrático donde todo está contrapesado.

Por eso los contrarios a la libertad prefieren un régimen de fuerza, un partido único, para amordazar y sacar tajada.

-------------

(1) CIFRA, 26/11/10.

(2) Federico Castillo, El País, 28/11/10.

El País Digital

Uruguay-Gobierno de Mujica-Del dicho al hecho-Por Luís Alberto Lacalle

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
Del dicho al hecho
Luís Alberto Lacalle

A los pocos meses de iniciarse el actual período de gobierno, los periodistas, siempre ávidos de novedades, nos pedían una evaluación del gobierno del Presidente Mujica. Contestábamos siempre que un primer balance solo podría hacerse a partir de dos episodios constitucionales relativos a la gestión del primer mandatario: la presentación del presupuesto nacional, justamente señalado como el plan de gobierno para los 5 años de cada administración y el mensaje que el propio Presidente presentará ante a la Asamblea General el 1º de marzo próximo, dando su versión de lo realizado en el primer año.

Tenemos por ahora el presupuesto nacional como única referencia para efectuar lo que tantas veces se nos solicitara por la prensa. Lo haremos a la luz de otro episodio como fue el discurso del Presidente cuando asumió. No tiene el mandatario que estrena período obligación de decir más ni menos, pero indudablemente que ella es la oportunidad para bosquejar las grandes líneas que pretende imponer a su gestión. Tenemos pues, la gestión bosquejada, ideada al inicio y el primer acto concreto, presentado por escrito con metas, con cifras de ingresos y egresos, y toda la frondosa ramazón de un presupuesto nacional.

El discurso del Presidente Mujica fue muy bueno. Transgresor como le gusta al propio personaje, audaz, empírico y valiente. Como dicen los paisanos "cortó grueso", atreviéndose a ingresar en temas delicados. Comentaremos los principales párrafos y los compararemos con lo que muestra la ya hoy ley presupuestal.

Con claridad señalaba el Presidente: "Por su parte el Frente Amplio, eterno desafiante y ahora transitorio campeón, tuvo que aceptar duras lecciones, no ya de los votantes sino de la realidad. Descubrimos que gobernar era bastante más difícil de lo que pensábamos, que los recursos fiscales son finitos y las demandas sociales infinitas, que la burocracia tiene vida propia, que la macroeconomía tiene reglas ingratas pero obligatorias. Las circunstancias en que se desarrolló el gobierno del Dr. Vázquez y las que rodean a este, son de una prosperidad sin antecedentes en los últimos 50 años de vida del país, con exportaciones que han crecido este año respecto del anterior en 5.000 millones de dólares, con un "espacio fiscal" de mil millones de dólares. O sea que si bien siguen siendo infinitas las demandas sociales, este gobierno puede darse el lujo de gastar -como lo va hacer - todo lo que venga de más gracias a la prosperidad que nos viene de fuera.

Señalaba el presidente : "Pero lo que probablemente nadie pueda contestar con facilidad es ¿a qué cosas vamos a renunciar para darle recursos a la educación? ¿Qué proyectos vamos a postergar, que retribuciones vamos a negar, qué obras dejaran de hacerse?, ¿con cuántos NO habrá que pagar el gran SI a la educación?". Los recursos destinados a la educación son importantes y así nos apresuramos a consignarlo. Pero también es cierto que ante los reclamos del Poder Judicial se recurrió al recorte de las muy magras sumas destinadas por el presupuesto a obras públicas. Pudo haberse optado por disminuir la enorme suma que se destina -por ejemplo- a cargos de confianza. Señalaba certeramente el Presidente: "La seguridad ciudadana es el último tema que estamos proponiendo abordar, de inmediato, en régimen de políticas de Estado y desde el sistema político tenemos que responder sin demora y a fondo". Pues lo cierto es que se ha demorado ya nueve meses y no hay apoyo del Frente Amplio para nuestros proyectos tendientes a combatir la delincuencia juvenil y a la vez rehabilitar a los menores porque no se atreven a ir a fondo en el problema. Capítulo aparte merece el párrafo en que el Sr. Mujica dice: "Una macroeconomía prolija es un pre requisito para todo lo demás. Seremos serios en la administración del gasto, serios en el manejo de los déficit, serios en la política monetaria y más que serios, perros (sic), en la vigilancia del sistema financiero". Si estos conceptos se comparan con los 300 millones de dólares que agobian el presupuesto a cuenta de nuevos cargos de confianza, creación de cargos y partidas para adscriptos a los ministros y demás, se añora el tan criticado concepto de la motosierra para cortar el gasto.

En medio de toda esta danza de millones de repartos de sueldos enormes para los nuevos jerarcas, suena hueca la expresión presidencial de "no quiero olvidarme de nuestros pobres de uniforme, las fuerzas armadas, van a ser parte del plan de emergencia habitacional … una Patria de todos incluye a estos soldados". Lo cierto es que todo lo que se dio a la policía se negó a las FFAA en las que seguirá siendo el soldado el que reciba el 60% del salario de un guardia civil, se niega aumento a los jefes y oficiales, solo se le habilita una hipotética posibilidad en la medida en que generen vacantes. ¿Solo el inciso de defensa debe ponerse a dieta para lograr la salud salarial? Qué decir de una administración central que gastará grandes sumas en reparto de cargos en cuanto rincón del territorio o de la administración se pueda imaginar, para formar parte de un formidable aparato político destinado a perpetuar en el poder a las actuales fuerzas políticas.

Era mejor suprimir las dos franjas más bajas del IRPF, aliviar los costos del trabajo para que haya más y mejor empleo, pero se optó por un Estado gordo y pesado que pagarán los contribuyentes y muy especialmente los trabajadores. Queda una muy lejana y difícil esperanza, que reaparezca el Presidente Mujica del primero de marzo y que, veto mediante, habilite futuras rebajas tributarias y una mayor equidad salarial. Esperamos con poca esperanza, pero esperamos …

El País Digital

URUGUAY-Economía-(Hacer) Negocios (en Uruguay)-Informe BM

Escrito por rigofa2010 06-12-2010 en General. Comentarios (0)
Editorial

[HOY IMPORTA]
Negocios
El Instituto Uruguay XXI, organismo oficial dedicado a promover las inversiones y fomentar las exportaciones publicó un folleto dirigido a empresarios en donde describe las razones por las que conviene invertir en nuestro país. Se subraya allí la estabilidad política, los estímulos a la inversión y las exenciones fiscales, un cuadro prometedor, pero con debilidades que se ocultan.

Esas debilidades se revelan en un reciente informe del Banco Mundial titulado "Haciendo negocios" en donde Uruguay ocupa un ominoso puesto 124 sobre un total de 183 países. El informe mide regulaciones, trámites y demoras en diversas áreas que inciden en la fluidez para hacer negocios en cada país. Es triste saber que en América Latina la mayoría de las naciones figura mejor que Uruguay.

Por ejemplo, en el rubro "facilidades para abrir una empresa", Uruguay se ubica en el puesto 139 pues requiere 11 pasos (trámites) y 65 días (Nueva Zelanda requiere un paso y un día). En otra área, la de permisos de construcción, Uruguay ostenta el lugar 141, con 30 pasos y 234 días. En protección de inversores, un sector que atiende a la transparencia de las transacciones y al funcionamiento de la justicia, Uruguay se ubica en el puesto 93.

Otro rubro que pesa decisivamente en nuestra mala nota es el de "pago de impuestos" que mide no sólo la carga fiscal sino también la frecuencia de los trámites exigidos y el tiempo que insume realizarlos. Uruguay obtiene allí la peor de todas sus notas con el lugar 155 en virtud que impone hacer 53 pagos anuales, con 336 horas de dedicación y con una carga fiscal de 42% del ingreso.

¡Y todavía hay quien se jacta de lo brillante que fue nuestra reforma fiscal!

El País Digital