Liberalismo

Uruguay-Gobierno de Mujica-Presupuesto con viento a favor(Todo superpositivo!!)

ANÁLISIS
Presupuesto con viento a favor
Esperan que el PBI de 2010 sea de más de US$ 40.000 millones y un crecimiento de 8% con arrastre para 2011; para los próximos años el escenario también es positivo
NELSON FERNÁNDEZ
   
El dato de inflación de noviembre trajo tranquilidad al gobierno. En momentos en que la economía volvió a su ritmo intenso, los precios dieron un respiro a las preocupaciones por rebote inflacionario. En el equipo económico estiman que la economía cerrará el año con un PBI superior a los US$ 40.000 millones y un crecimiento de por lo menos 8%.
Eso se da en un año con impulso de demanda externa e interna. A mitad de semana se conoció el dato de exportaciones de noviembre que confirmó un récord histórico. Las ventas al exterior, medidas en dólares, crecieron 32,6% ese mes, lo que da para el acumulado anual un aumento de 23,3%.

También se divulgaron datos del mercado financiero sobre un aumento del crédito al consumo, bancario y de empresas financieras, que muestran un incremento de 12% a setiembre (respecto a igual mes del año pasado y en pesos constantes). Y eso se aceleró en octubre y noviembre.

La semana terminó con la divulgación de la Encuesta de Hogares que mostró estabilidad en el mercado laboral. Hubo una leve baja en octubre de la tasa de desempleo de todo el país, que quedó en 6,2% de la población activa. En realidad no hubo más puestos de trabajo, sino que lo que ocurrió fue que gente que buscaba empleo dejó de hacerlo (incluso disminuyó el empleo). Pero lo que muestran los datos es estabilidad con un nivel reducido de desocupación.

En ese contexto de crecimiento, y por estar en un primer año de período gubernamental (que implica que no haya boom de inversión estatal y que el gasto pueda ser administrado en el tiempo), era esperable que los números fiscales mejoraran un poco. Con el dato informado el miércoles, se vio que el déficit se redujo de 1,1% del PBI en setiembre a 0,8% del producto en octubre (el dato formal da 1,3% pero es porque no pudo computar ingresos demorados por paros sindicales en la banca, lo que se ajusta al mes siguiente).

Los registros de crecimiento están dentro de lo esperado por autoridades y analistas, la inquietud estaba en el nivel inflacionario. La primera señal había llegado al gobierno con la proyección de mitad de mes y eso se confirmó el jueves con el dato de IPC. Hubo deflación, porque el precio de la canasta familiar se redujo 0,08% en el mes. Para eso fue determinante la baja en verduras y algunas carnes. O sea, cosas que habían subido bastante antes y ahora bajan.

El dato es bueno para mostrar y para tranquilizar temporalmente, porque la tasa de 12 meses móviles se encuadra en la pauta oficial de 7% (quedó en 6,87%).

Pero esa tasa es historia, porque contempla la realidad de diciembre de 2009 a noviembre de 2010. La tendencia de meses más reciente no da tanto alivio y eso lo sabe bien el gobierno.

De hecho, el gobierno dilató el ajuste de precios en los que puede tener incidencia política, como los combustibles (y todo lo que eso representa) o servicios de salud, que precisan aval oficial, para atenuar el empuje de semanas anteriores. Igualmente, el dato da respiro y tiempo.

El escenario económico pone "viento en la camiseta" para el Presupuesto que votó el jueves el Senado y pasa a Diputados para ratificación formal.

El equipo económico asegura que el nuevo presupuesto quinquenal "reposa" en "la responsabilidad fiscal" con "una actitud muy cuidadosa de las cuentas públicas y una particular preocupación por la sostenibilidad de las mismas". Y añade que lo proyectado en gasto público "es consistente con el objetivo de alcanzar un resultado fiscal que permita reducir los niveles de endeudamiento" para tener "capacidad de utilizar la política fiscal como instrumento contracíclico".

La oposición ha criticado al gobierno porque entiende que aumenta mucho el gasto y eso lo expone a problemas si el viento cambia de frente. Dicen que debería aprovechar para bajar la abultada deuda. Además le cuestiona la concentración de poder en el Ejecutivo y fundamentalmente en la Presidencia de la República, mediante reestructuras funcionales y la creación de cargos políticos o de confianza política.

El gobierno admite que aumenta el gasto, medido en pesos constantes, pero asegura que no lo hace en su relación al tamaño de la economía. Y ese incremento de egresos lo destina a cinco áreas prioritarias: seguridad pública, educación, infraestructura, vivienda y protección social.

La definición de prioridades se ajusta a desafíos que tiene el país, si pretende aprovechar "el viento a favor" para una mejora sustancial del bienestar de la sociedad.

La protección social, para integrar a las familias que han quedado al margen de la economía y quedan en desventaja para mejorar calidad ocupacional. La educación, para rescatar a niños de una pobreza que los condena a mal futuro. La vivienda, porque un país tan chico y con tan poca población no puede tener tanta gente viviendo en condiciones inhumanas. La seguridad pública, porque es la principal preocupación de la sociedad, porque Uruguay no puede perder esa ventaja comparativa regional, y porque con inseguridad poco vale la mejora económica. Y la infraestructura, porque es imprescindible para que el crecimiento potencial se transforme en efectivo: el país está al límite en este tema.

En menos de un mes comenzará a regir el nuevo Presupuesto. Lo que vota el Parlamento es la autorización a gastar: ahora comienza el tiempo de ejecutar y poner a prueba un presupuesto ambicioso en volumen y propósitos.
----------------------------------------------------------------------
APUNTE
Inversión a dos puntas
   
El presupuesto va de la mano de otra ley que aún no tiene calidad de tal y sobre la que se anticipa debate cruzado en el Parlamento. Es la ley que habilita un nuevo régimen para las Asociaciones Público Privadas (APP). El país está al límite de su capacidad de infraestructura y para concretar el crecimiento requiere una inversión muy considerable. El presupuesto tiene al tema dentro de sus prioridades, pero el equipo económico advierte que para cumplir sus planes, "se promoverán APP". Sostiene que eso es "para concretar un amplio conjunto de inversiones en áreas de infraestructura logística, portuaria y aeroportuaria, tendientes a avanzar en la consolidación de nuestro país como plataforma logística regional". En la bancada oficialista, esta reforma legislativa despierta instintos antiprivatizaciones, lo que anticipa revuelo en la interna frenteamplista.
------------------------------------------------------------------------------------------

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: