Liberalismo

Para The Economist, Uruguay no podrá detener la caída del dólar-

ANALISTAS LOCALES COINCIDEN EN QUE EL PESO SE FORTALECERÁ EN LOS PRÓXIMOS MESES
Para The Economist, Uruguay no podrá detener la caída del dólar
Economist Intelligence Unit afirma que el billete verde seguirá débil pese a los esfuerzos oficiales El centro de estudios pronostica que la divisa cotizará a $ 20,01 para fines del próximo año
En caída. El gobierno tomó medidas para sostener el valor del dólar
   
La actual tendencia a la apreciación del peso frente al dólar vuelve a despertar preocupaciones sobre el efecto de una baja del billete verde en la plaza local. Sin embargo, las medidas que ponga en práctica el gobierno no lograrán revertir la debilidad del dólar.
Así lo señaló Economist Intelligence Unit (EIU), el centro de análisis e investigación de la prestigiosa revista británica The Economist, en un reciente informe realizado para suscriptores al que accedió El Observador, en el que realiza un relevamiento de la plaza cambiaria local, su evolución reciente y las perspectivas a futuro.

"A pesar de que el gobierno continuará comprando dólares, es poco probable que esa política introduzca suficientes presiones para la depreciación del peso" debido a que el billete verde "se mantendrá débil a nivel mundial".

Según los expertos de EIU, la inyección de liquidez en el mercado que realizará la Reserva Federal de Estados Unidos en los próximos ocho meses, de US$ 600.000 millones, no puede ser compensada con la participación más enérgica del Banco República desde la plaza local, con la esperada adquisición de US$ 400 millones antes de terminar el año.

"Esperamos que el peso se siga apreciando gradualmente en lo que resta de 2010 y la primera mitad del próximo año", señala el informe. Las proyecciones del centro de investigación arrojan un dólar a $ 19,97 al cierre de este año y de $ 20,01 a fines de 2011.

Precisamente el billete verde es uno de los factores que inciden en la competitividad del país que "da pelea" a nivel regional pero está muy mal con respecto al resto del mundo al que exporta Uruguay.

El tema fue analizado el jueves por los empresarios de la Unión de Exportadores con el presidente José Mujica. Los exportadores, a quienes para su negocio les conviene un dólar más fuerte, reconocen el esfuerzo del gobierno por tratar de mantener el valor de la divisa.

En una presentación que se le entregó al presidente Mujica, la gremial de exportadores afirma la necesidad de "mantener un tipo de cambio real competitivo" y se señaló además que debe impulsarse el precio del dólar y a su vez controlar la inflación.

Mercado. El economista Rafael Mantero, de la consultora CPA/Ferrere, señaló a El Observador que todas las medidas que toma el gobierno "sirven" y "suman". "El asunto es ver si esa suma dará para revertir la apreciación de la moneda que está sometida a varias presiones". "Hoy los esfuerzos que se hacen no alcanzan para revertir la tendencia del dólar que está a la baja, pero -dijo Mantero- también habría que preguntarse qué valor tendría el dólar si la administración no hubiera intervenido".

Hoy hay un contexto de presiones, con factores estructurales y coyunturales que están incidiendo en las monedas, explicó.

Hay un dólar débil a nivel internacional asociado a las bajas tasas de interés que se dan en EEUU que lleva a los capitales a buscar otros mercados que así llegan a los países emergentes.

A su vez los emergentes están recibiendo mucha Inversión Extranjera Directa, vinculada al factor anterior. Esos países, como Uruguay, tienen economías creciendo a tasas elevadas y necesitan de la inversión en energía e infraestructura que atrae capitales.

Hay otra razón que incide en el valor dólar y que "es más exclusiva de Uruguay" y refiere al saldo favorable de la cuenta corriente comercial que aporta más dólares al mercado, lo que al final del día se traduce en otra presión sobre la divisa.

También en el caso uruguayo se da el hecho de que en los últimos cinco o seis años se registra un proceso gradual pero continuo de desdolarización de la economía que hace aumentar la demanda por la moneda local.

Un operador de la mesa de cambio de un banco extranjero que opera en el mercado local, señaló a El Observador que "al gobierno le va a costar cada vez más sostener al dólar en el entorno de los $ 20 que parecía su límite"

Recordó además que estamos en un mes donde la demanda de pesos es enorme, por los salarios y aguinaldos que deben pagarse, y además no se sabe bien cuánto le queda al Banco República de los US$ 400 millones que anunció que volcaría al mercado antes de fin de año. Por otro lado, "hay que ver si se cumple ese anuncio del ministro de Economía", dijo la fuente.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cotización
   
El viernes último el dólar cerró estable a $ 19,95 interbancario, en una jornada donde se tranzaron US$ 21,6 millones.
En pizarras del Banco República el dólar cotizó a $ 19,65 en la compra y $ 20,20 a la venta.
-------------------------------------------------------
El Banco Central tiene ´un tenedorcito´ para defenderse, dijo Talvi
   
El Observador consultó al economista Ernesto Talvi, director del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), sobre el tipo de cambio y el desafío de Uruguay. En una entrevista publicada ayer, explicó que Chile apostó por ahorrar en tiempos de bonanza, lo que le permitió luego intervenir en el mercado con recursos genuinos.
El panorama internacional, especialmente el conflicto entre los países para fomentar la competitividad a través del debilitamiento de sus monedas

¿es hoy un reto para Uruguay?

La contracara poco amable del boom de precios de productos primarios, de este exceso de ahorro en el mundo que hace que tengamos capital y recursos fianancieros muy baratos, tiene como contrapartida que el ingreso de capitales se triplicó. Cuando los dólares entran a raudales, eso es lo que se llama plata dulce. Eso pone una presión tremenda al tipo de cambio. En América del Sur la tendencia a la apreciación es enorme. Todos se han apreciado mucho pero Uruguay se ha abrasilerado, se ha pegado mucho a Brasil y hemos sido de los países que más hemos apreciado nuestra moneda. Lo único que puede intentar el gobierno es atenuar este fenómeno porque evitarlo no se puede. Esto es un maremoto de capitales y el Banco Central tiene un tenedorcito para defenderse.

¿Hay algo que pueda hacer el gobierno al respecto?

Comprar dólares y emitir dinero que luego uno esteriliza con letras funciona con plazos muy cortos; tiene un costo fiscal enorme o termina con más inflación. Los controles de capital no funcionan y generan corrupción. Lo único que funciona es el ahorro fiscal. Si en épocas de exuberancia uno ahorra recursos fiscales y puede comprar dólares con recursos genuinos en el mercado -a la vez que constituye un fondo de ahorro para el período de vacas flacas-, ayuda a que la competitividad no se deteriore tanto. Esa fue la estrategia chilena y les funcionó bárbaro.

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: